miércoles, enero 02, 2008

El Silencio de un grande: Julio Martínez


Julio Martínez Pradanos nació el 23 de junio de 1923 en Temuco, hijo único del matrimonio entre José Martínez y Julia Pradanos, inmigrantes españoles que llegaron a comienzos del siglo pasado al sur de Chile. Cuando Julio tenía un año se trasladaron a Santiago, luego de que la empresa familiar quebrara. Su madre durante esos años le enseñó a hablar el castellano pulcro de Valladolid, su padre, amante de las artes, acostumbraba a llevarlo al Teatro Municipal, además de alentarlo por más de diez años a seguir clases de violín y piano.


Sus estudios primarios los realizó en el Colegio San Pedro Nolasco, donde se formó en la retórica gracias a su personalidad respetuosa y extrovertida, que le permitió ser el orador oficial del colegio en sus diversas actividades. Pero su pasión era el deporte. En los recreos leía revistas deportivas y jugaba al fútbol, aunque no se destacaba por ser un buen jugador. Fanático de Unión Española (el club bautizó la tribuna de prensa de Santa Laura con su nombre), junto a su padre no se perdía ningún partido que se disputara en la capital, experiencias que plasmaba en el papel, pues era el redactor de las críticas deportivas que se publicaban en el diario mural del colegio. A los 17 años, en su último período escolar, su padre murió de cáncer. Aquella fue una experiencia dramática, no sólo por el cariño que sentía por él, sino por la responsabilidad que debió asumir con su madre.Inmediatamente debió empezar a trabajar y tuvo que dejar atrás su intención de entrar a la universidad a estudiar leyes. Inició labores en su propio colegio como secretario, donde aprendió a escribir a máquina, además trabajó en tiendas, y con el tiempo se hizo vendedor de Moletto; su madre además, era modista. Sin embargo, la pobreza fue constante y los hizo vivir en una residencial por casi diez años, en los que debieron incluso, compartir una sola pieza.El 18 de septiembre de 1945, el destino de Martínez cambió. Fue a buscar a un amigo que trabajaba en radio Prat cuando, a falta de locutor, el radiocontrolador de turno le preguntó si se atrevía a realizar el espacio.


Unos días después del fortuito debut radial, Martínez fue solicitado para trabajar en esa emisora en el programa "Clínica Deportiva". Ese mismo año ingresó al diario La Hora. En 1949 llegó a radio Agricultura, en cuyos programas permaneció 19 años, primero como comentarista y más tarde como director. En esa época además se inició en el diario Las Últimas Noticias, donde permaneció hasta el 1996. Ahí, su firma como "JM" se hizo conocida.


Hoy , tal como lo predijo su esposa, al quedarse sin micrófonos ante los cuales entregar sus palabras, el recordado icono del periodismo deportivo falleció y una voz menos, la más respetuosa de todas, se extrañará en los estadios.


Se fue un grande, el mejor, pero para quienes crecimos escuchando sus atinados comentarios, él seguira ahi... hasta Siempre J.M



Si quiere leer completo el reportaje, por favor no dude en acceder a Emol.

5 comentarios:

Jorge Miranda dijo...

Lamento la muerte de julio Martínez como también lamento que se tengan que morir en este país las vacas sagradas para que la savia nueva pueda acceder a las oportunidades. Sin duda esto no es responsabilidad del occiso sino que del sistema que el occiso defendió.

Jorge Miranda dijo...

Veo que no es una necia quién escribe este blog.
Te felicito y sigue adelante.

Cristian Acevedo dijo...

DON JULIO...HOY LLORÉ...ME VINO ALGO RARO AL PECHO CUANDO SUPE LA NOTICIA, ME AFECTÓ MUCHO...ESTOY MEDIO MAL POR ESO...DON JULIO. UNA PERDIDA IRREPARABLE, CON ÉL SE ACABA UN ESTILO DE HACER PERIODISMO, UN PERIODIMOS HECHO AL CALOR DE UNOS VASOS DE VINO, EN UNA MESA CON POCA ILUMINACION, UNA LIBRETA CON HOJAS ROÑOSAS Y GARABATOS ESCRITOS DE FORMA APURADA Y DESORDENADA CON LARGAS TERTULIAS DE AMANECIDAS. ESE PERIODISMO SE HA IDO PARA NUNCA MAS VOLVER, ESE ROMANTICISMO QUE ENVOLVÍA A ESA PROFESION, SE HA ACABADO. Y SE LO LLEVÓ UN GRANDE, QUIZAS EL UNICO QUE PUDO SACAR LO MEJOR DE ESO.

DON JULIO.

MIS MAS SINCEROS RESPETOS PARA CON DON JULITO, A QUIEN VI EN UN PAR DE OPORTUNIDADES EN EL CENTRO.


pensaba poner un post sobre julito, pero no soy capaz de hacerle JUSTICIA DIVINA a su legado.


eso

Juan Carlos dijo...

feliz año 2008

IS-AH dijo...

Así es, se nos ha ido un grande. Se echará de menos.

Le hago un pequeño homenaje en mi blog: http://guaucomic.blogspot.com

Saludos y FELIZ AÑO!